Jesús Lapuente comienza sus estudios artísticos en la Escuela de Artes Aplicadas de Zaragoza. Sus primeras exposiciones reflejan similitudes estéticas con el movimiento pop e incluso, con el surrealista.

Entre el 78 y el 87 realiza siete exposiciones individuales en varias ciudades españolas, en las que ya deja claro su dominio del dibujo y la precisión con el pincel. Sus dos series de “ambientes” suponen la consolidación de un estilo depurado, inocente y estático.

Del 88 al 92, vivie en Madrid trabajando en varias revistas como diseñador, lo cual supone un aréntesis temporal en su producción artística.

En 1993 comienza una nueva etapa en Huesca, con una mayor dedicación al diseño y la publicidad. Tras varios años sin exponer, presenta en La Habana “Objetos Distraídos”, un juego estilístico enraizado en el pop y conjugado con su faceta publicitaria.

Poco después dedica toda una serie a “Las Meninas”, en la que combina todo lo aprendido en los diferentes campos del diseño, la publicidad y la pintura.